UN TESTIGO.


El viejo puente de la estación de Banfield que está en la plaza, en Vergara y Talcahuano, en los años 60 y 70 fue testigo de infinidad de historias de amor de chicos y chicas, que se encontraban ahí para vivir un momento de intimidad por la noches.